Desde el coaching ontológico acompaño a personas, equipos de trabajo, profesionales e instituciones en procesos de cambios y/o aprendizaje. Esta disciplina nos permite intervenir desde la coherencia entre el pensamiento, lo corporal y lo emocional. Desde el coaching ontológico agrego valor en  tres dimensiones:

  • La identidad pública: diseño, rediseño de imagen y ejecución profesional, de productos, negocios o emprendimientos; búsqueda y fidelización de clientes; creación de ofertas seductoras.
  • El entrenamiento conversacional: la implementación de modelos y el ensayo conversacional para llevar adelante conversaciones que son un espacio de quiebre personal y/o profesional.
  • Desarrollo personal: generación de contextos para observar y modificar aquellos aspectos que no permiten a la persona o profesional llegar (o lograr) aquello a donde quiere llegar.

Debido a mi formación, tamibén trabajo el coaching para intérpretes y oradores. Este espacio de entrenamiento individual o grupal permite explorar los límites  y las posibilidades de crecimiento del actor, cantante o intérprete escénico y personas o profesionales que deben enfrentarse a situaciones de exposición frente a público. Para más información, podés contactarme aquí.